martes, 28 de enero de 2014

¿Qué hace perfecto a un libro? 3: El contenido

Después de hablar de aspectos generales a modo de introducción y de la forma, toca decir algo del contenido. Como ya dije, no es tan importante como la forma, pero también es necesario para que la historia sea perfecta (forma perfecta + contenido imperfecto = como mucho un bueno, nunca un memorable).
- Originalidad: es obvio, pero cuanto más original es la historia más puntos gana. Uno de mis problemas con muchas novelas románticas y de fantasía sin mezcla de géneros es que se parecen mucho a muchas otras que ya he leído con anterioridad.
- La ausencia de Deus est machina y Diabolo est machina al final del libro. Es decir, la ausencia de un elemento externo que soluciona todos los problemas o que estropea una situación que parecía estar solucionada o en camino de una solución.
- Coincidencias, con moderación: una coincidencia que mete en apuros al protagonista es buena. Una coincidencia que saca de apuros al protagonista es un agujero en la trama mal remendado. Por otro lado, si necesitas más de tres coincidencias para hacer encajar todas las piezas de un enorme rompecabezas... mal andamos, a no ser que el narrador sea el destino, lo diga y todo sea un complejo entramado que ha creado para que se haga su voluntad. O algo parecido.
- Personajes trabajados: no pido que sean profundos, pero sí que estén bien definidos, que sus acciones sean coherentes con su personalidad y que evolucionen a lo largo de la historia.
- Estereotipos y clichés al mínimo: no digo que no se pongan, a veces es inevitable, pero su abuso es catastrófico.
- Agujeros y parches, jamás: tiene que ver con las coincidencias, pero también con las explicaciones forzadas después de que ocurra algo, o simplemente con cosas que dejan al lector desconcertado y le hacen pensar: Un momento ¿qué ha pasado y por qué? Y por más que relea, nunca, jamás, obtendrá respuesta.
- Hipertextualidad diluida: todo está inventado y todo lo que escribimos viene, inevitablemente, de algo que hemos leído o escuchado previamente. No obstante, si yo estoy leyendo y voy pensando: “Ésto lo ha sacado de este libro”, “Ésto viene de esta historia” continuamente... la obra parece más una mezcolanza de plagios que algo propio. No digo que no tomemos cosas, que es inevitable... pero diluirlas hasta hacerlas irreconocibles es imprescindible... Y si las coges y les das la vuelta, tanto mejor.
- Tiempos y espacios bien marcados: no marear al lector es muy importante, especialmente si hay saltos temporales o viajes, o se salta de unos personajes a otros y cada uno está en una punta. Lo suyo es marcarlo bien, que se note que ha habido un salto. A veces con un "meses después" o "meses antes", con poner el lugar... te ahorras un montón de problemas.
- Finales que acaben: no puedes dejar al lector pensando WTF? Hay que cerrar bien la historia, no puedes cortarla sin más simplemente cuando no sabes cómo seguir. Dejar al lector con sensación de que eso no ha acabado, como si cortaran el final, sólo le cabreará.

En definitiva, un libro perfecto es una compleja mezcolanza de elementos imprescindibles y de ausencia de elementos evitables, que tiene que combinar una buena forma y un buen contenido. Estos son los elementos que yo considero importantes. ¿Y vosotros? ¿Creéis que falta (o sobra) algún punto?
Follow on Bloglovin

5 comentarios:

  1. Pues yo creo que esta todo mas que bien, sin todos esos puntos la trama seria insoportable de leer. A veces encuentras cosas que le faltan pero al menos se las rebuscan por otro lado y logras tenerle interés. Lamentablemente tenemos también los que no llegan a nada y son puras vueltas.
    Muy buen aporte!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Sobre todo el tema de las coincidencias es algo que no soporto. Cuando un autor no sabe por donde salir, y mete algo de milagro. Los personajes "típicos" son inevitables, supongo que lo que hay que hacer es transformarlos de tal manera que no lo parezcan. Yo añadiría también el tema de los finales. Una cosa es hacer un final en el que te tengas que imaginar un poco el desenlace y otra es dejar la historia tirada al final por falta de ideas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, lo de los finales que no acaban me pone de los nervios, voy a añadirlo ^^

      Eliminar
  3. hola déborah! siempre coincido con lo que escribís y esta vez no es la excepción, especialmente soy exigente con los finales de los libros, me gusta que todos los cabos hasta el mas mínimo quede atado! aunque me gustaría leer algunos ejemplos con cada tópico de la entrada, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado poner ejemplos, porque no todos hemos leído los mismos libros ^^

      Eliminar

¡Mi opinión no es única! Da la tuya: eso sí, con educación. Os recuerdo que si habéis reseñado los libros que comento podéis mandar el link para que lo enlace también. Esos links, los relacionados con la entrada, son los únicos que permito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡No olvides dar tu feedback! (me ayuda a mejorar)